Saltear al contenido principal
CULTURA

La era o El Verano

Francisco de Goya y Lucientes
La era o El Verano

1786
Óleo sobre lienzo
277 x 642 cm
© Museo Nacional del Prado
P000794

Si miramos el castillo no sabemos dónde estamos. Pero en cambio todo lo demás lo conocemos perfectamente. El verano nos traslada a un tiempo donde todo queda suspendido, donde las horas son más largas y las siestas más profundas. Goya pintó El verano o La era dentro de un mismo ciclo iconográfico sobre las cuatro estaciones. Además del paso del tiempo, Goya quería reflexionar sobre las distintas emociones que vivimos en cada una de ellas. Aquí estamos en el tiempo del calor, pero también del descanso, y de algunos trabajos. Queda tiempo para las bromas entre amigos, para que un padre abrace un hijo y para atar una paca de paja. Una madre alimenta a su bebé, que llora porque ya no tiene más hambre. Hay dos caballos que descansan y reponen fuerzas. El verano es la estación en la que parece que no pasa nada, pero todo está a punto de ocurrir. Al fondo del paisaje vemos unas nubes que se aproximan. Quizá traen tormenta. Veremos qué pasa.

Volver arriba