Saltear al contenido principal

CULTURA
LAS EXPOSICIONES
Colección Cultura en Vena

Fazal Sheikh

Ofrenda a San Lázaro para Eves Góngora Loreng. Iglesia de San Lázaro. El Rincón, Cuba, 2002.
Fazal Sheikh (Nueva York, EE.UU, 1965)

Debajo de la venda estaba la vida. A Lázaro lo despojaron de su envoltura blanca y le dijeron (sin preguntarle): levántate. Y no sólo eso: le dijeron que tenía que caminar, ¡como si eso fuera tan fácil! Dice el poeta peruano José Watanabe: “Él dijo que te levantaras, y no dijo más. Ninguna promesa”. En todo regalo hay también una responsabilidad que comienza.  Escucha esto: en el sincretismo cubano el dios yoruba Babalú Ayé, el dios de la sanación, se asocia a Lázaro (solo quien ha estado de los dos lados sabe entender el cuerpo como un círculo). Y ahora que las cosas se han vuelto una misma, que en tu cuerpo algo se vacía para llenar el mundo, también algo comienza y, paradójicamente, a la vez termina. Del agua, a la tierra, al aire, y luego a la tierra otra vez. Las manos se abren y sostienen, y más que una flor, se entrega un texto, que será leído, escrito o rehecho. Y si no puedes, siempre podrás escuchar con la voz infinita del cuerpo lo que pase. Lázaro se levantó e hizo caso. Pero tú puedes abrigarte con las vendas o incluso utilizarlas como material de construcción. ANA FOLGUERA.

Fazal Sheikh (Nueva York, EE.UU, 1965) es un fotógrafo documental que suele trabajar en contextos de marginalización y exclusión. Su serie A camel for the son reúne imágenes tomadas en los campos de refugiados somalíes en el este de Kenia entre 1992 y 1994. Esta fotografía habla de flores de color amarillo y violeta como ofrenda a San Lázaro. Eva Góngora Loreng fue llevada a la Iglesia de San Lázaro, en El Rincón, cuando en el hospital eran incapaces de ayudarla con su parálisis. Con el tiempo, se recuperó y ahora camina hasta la iglesia para pasar sus días junto San Lázaro.

Agradecimientos: A Carlos Gollonet por acompañar a nuestra fundación conectándonos con el artista, y a Fazhal Sheikh por apoyar Cultura en Vena y ceder los derechos de reproducción de la obra.

 

Volver arriba